Tratamientos biológicos para la psoriasis

Rate this post

Psoriasis en la piel < Terapias para la psoriasis < Tratamientos biológicos para la psoriasis

psoriasis tratamiento biológico

Los tratamientos biológicos son un género de fármacos sistémicos, creados a través de técnicas de biología molecular, y que se semejan a proteínas humanas, específicamente a las inmunoglobulinas o bien anticuerpos.

Este conjunto de fármacos actúan particularmente bloqueando diferentes moléculas que intervienen en la inflamación. Conforme su mecanismo de acción se subdividen en inhibidores de la molécula inflamatoria del TNF-a, es decir, medicamentos antiTNF-a: etanercept, adalimumab y infliximab y los inhibidores de la activación de los linfocitos T, efalizumab.

 

Cuándo se emplean los tratamientos biológicos para la psoriasis

Los tratamientos biológicos están indicados en las formas graves de psoriasis. Conforme las guías de acuerdo europeas, son unos fármacos de segunda elección, y es preciso que los pacientes no hayan contestado por lo menos a 2 tratamientos sistémicos tradicionales (fototerapia, metotrexado, ciclosporina, acitretina), o es preciso que no se los haya podido pautar por el hecho de que tienen alguna contraindicación, han presentado algún efecto secundario o bien han excedido la dosis amontonada aconsejada.

 

Cómo se administran

En dependencia del medicamento, se administra a través de una inyección subcutánea (efalizumab, etanercept y adalimumab) o por vía endovenosa, esto es, de forma directa por vena (infliximab). En el caso de la administración subcutánea, el paciente acostumbra a administrarse la medicación mismo en casa, al paso que en el caso del tratamiento endovenoso se precisa que el paciente pase unas horas en el centro de salud para su administración.

 

Efectos secundarios del tratamiento biológico en la psoriasis

Los medicamentos biológicos para la psoriasis son unos fármacos bien tolerados con una experiencia amontonada de más de diez años. Tienen como primordial efecto secundario las molestias en el sitio del pinchazo y, en el caso del efalizumab, un posible cuadro de cefalea y sensación de fiebre tras los primeros pinchazos.

Puesto que tienen un efecto inmunosupresor, hay un peligro potencial que aparezcan efectos derivados de tener las defensas bajas. Ciertos pacientes han desarrollado infecciones leves como un constipado común, mas en algún caso han aparecido infecciones graves, como neumonía, tuberculosis o bien otros.

Puesto que las defensas tienen un papel esencial en la lucha contra los tumores, se está controlando su potencial desarrollo, si bien hasta el momento no se ha probado que estos medicamentos aumenten la frecuencia (en comparació con la gente no tratada). Raramente pueden aparecer perturbaciones analíticas, trastornos neurológicos, insuficiencia cardiaca y procesos autoinmunes y erupciones cutáneas.

Por todo eso, los medicamentos biológicos están desaconsejados en infecciones activas (incluyendo tuberculosis, el virus del SIDA y la hepatitis VHC o bien VHB), en pacientes que han pasado un cáncer o bien un linfoma y en el embarazo.

En el caso de los tratamientos antiTNF-a, asimismo estarían desaconsejados los antecedentes personales o bien familiares de esclerosis múltiple, la insuficiencia cardiaca moderada-grave y los procesos autoinmunes.

Ya antes del tratamiento se deben hacer una serie de exploraciones: una analítica completa que incluya serologías de infecciones virales (SIDA, VHB y VHC), análisis de orina, la prueba de la tuberculina y una radiografía de tórax. En mujeres, se debe efectuar un test de embarazo.

A lo largo del tratamiento, se efectuarán análisis de sangre y de orina periódicas.

 

Cautelas

  • No se deben dirigir vacunas vivas.
  • Cualquier evento médico intercurrente que aparezca como infección, erupción cutánea, sensación de ahogo, hinchazón de los pies hay que comentarlo al médico.
  • En mujeres, hay que usar un procedimiento anticonceptivo eficiente para no quedarse encinta.
  • Ante cualquier duda o bien si precisa alguna información auxiliar, hay que preguntar a su médico.
MENÚ