Psoriasis y gluten





Psoriasis en la piel < Terapias para la psoriasis < Psoriasis y gluten

celiaquía y psoriasis

La enfermedad celíaca, asimismo famosa como celiaquía o bien enteropatía sensible al gluten, se identifica por una inflamación de la mucosa del intestino delgado a consecuencia de una intolerancia inmunológica y permanente al gluten ingerido de la cebada, del trigo, el centeno y, en aquellos que tienen predisposición genética a padecer la enfermedad, asimismo a la avena.

La celiaquía puede tener síntomas muy, muy diferentes. No obstante, los más habituales son la pérdida de hambre y, por consiguiente, de peso, fatiga, vómitos, diarrea, distensión abdominal, retraso del desarrollo, pérdida de masa muscular, anemia o bien perturbaciones del estado anímico que pueden llevar a que en diferentes instantes el celíaco está apático, irascible, triste o bien entre en periodos de introversión.




Los síntomas evolucionan según la edad del paciente.

A lo largo de la niñez los síntomas más frecuentes acostumbran a ser:

  • Pelo débil.
  • Vómitos.
  • Hipotrofia muscular en muslos, nalgas y brazos.
  • Diarreas.
  • Anorexia.
  • Distensión abdominal.
  • Astenia.
  • Irritabilidad.
  • Introversión.
  • Retraso en el desarrollo.
  • Leucopenia

Celiaquía y psoriasis

Celiaquía y Soriasis pueden guardar cierta relación, si bien no en todos y cada uno de los casos. Especialistas de la National Soriasis Foundation y un reciente estudio efectuado en Italia apuntan que muchos pacientes con soriasis pueden ser asimismo celíacos y que la soriasis podría progresar por ende con dieta sin gluten. En contraste a la Dermatitis Herpetiforme, que siempre y en toda circunstancia señala enfermedad celíaca, la soriasis puede darse sin celiaquía. 

Para saber más acerca de la psoriasis haz click aquí.

La soriasis es una afección de la piel que provoca irritación y enrojecimiento, llegando a provocar costras llamadas escamas. Es una afección común que acostumbra a manifestarse en edad adulta y que tiene exactamente la misma prevalencia en hombres que en mujeres.




El mecanismo de desarrollo de la soriasis está relacionado con la velocidad a la que se regeneran las células de la piel. Por norma general las células cutáneas medran en lo profundo de la piel y suben hasta la superficie una vez por mes. En las personas con soriasis este proceso es considerablemente más veloz con lo que las células cutáneas fallecidas se amontonan en la superficie de la piel provocando irritación, enrojecimiento y escamas.

Los especialistas apuntan que la soriasis es un proceso de carácter autoinmune como origen de la enfermedad, punto que comparte con la celiaquía, como recoge la guía 0 Gluten. Y es que son cada vez más los estudios que apuntan una relación entre celiaquía y soriasis, si bien no se da en todos y cada uno de los casos. Los primeros estudios se remontan a mil novecientos noventa y tres desde la Universidad sueca de Uppsala. El estudio del doctor Michaelsson llegó a la conclusión de que un dieciseis por ciento de pacientes con soriasis había aumentado sus anticuerpos de gliadina, y sabemos que niveles elevados de este anticuerpo son indicadores de celiaquía.




 

Dieta para la psoriasis

La soriasis acostumbra a afectar a la piel y a las uñas, mas asimismo puede haber una afectación interna en otras unas partes del cuerpo. Hay un componente genético en la soriasis, si bien asimismo influyen muchos factores ambientales como pueden ser infecciones y el agobio tanto físico como psíquico.

En la siguiente lista puedes ver que alimentos son buenos y malos para la psoriasis. Hay cinco factores dietéticos que influyen en esta enfermedad de la piel:

Alimentos buenos

Entre las comidas apropiadas encontramos: zanahorias, albaricoques, mango, alcachofas, brócoli, coles de bruselas, puerros, cebolla, espinacas, calabaza, calabacín y nabos.

Alimentos malos

El peso anatómico. Hay una relación entre la obesidad y la soriasis. En los dos casos hay una situación de inflamación. Se ha visto que las personas obesas pueden tener una mayor incidencia en soriasis. Además de esto, padecen la soriasis con mayor severidad y pueden tener una peor contestación a los tratamientos. Mi consejo, si tienes soriasis, es que procures sostenerte en un peso saludable y conveniente para tu altura.

El alcohol. El consumo de alcohol empeora los síntomas de la soriasis. Esto es debido a que el alcohol libera una substancia que tiene por nombre histamina que empeora las lesiones cutáneas. Mi consejo, si tienes soriasis, es que procures eludir el consumo de alcohol. Recordamos que el alcohol no son solo bebidas destiladas sino más bien asimismo fermentadas como la cerveza y el vino.




Los ácidos grasos omega tres. Los ácidos grasos omega tres son grasas saludables presentes en ciertos comestibles como el pescado azul, las nueces, las semillas de lino o bien las semillas de chía. El omega tres es esencial para los procesos antinflamatorios del organismo. Tomar suplementación de omega tres, por su efecto antinflamatorio de las membranas celulares podría ser ventajoso para las personas con soriasis cutánea y artritis psoriásica.

El gluten. Las personas que tienen soriasis y sensibilidad al gluten, al consumir gluten, empeoran los síntomas de la soriasis. Existen estudios que apuntan que el ochenta y dos por ciento de las personas con soriasis al efectuar una dieta sin gluten de 3 a 6 meses mejoran los síntomas de la soriasis.

Los antioxidantes. Los radicales libres y el agobio oxidativo son factores que influyen en el proceso antinflamatorio de la soriasis. Se aconseja consumir comestibles antioxidantes, ricos en flavonoides, carotenoides y vitamina C. Por poner un ejemplo el pimiento colorado, la zanahoria y el tomate. Además de esto, hay otras substancias antioxidantes, como es la vitamina liposoluble de tipo E, que asimismo puede asistir. Está presente en el aceite de oliva en crudo. Y minerales como el selenio, presente en el marisco y las nueces de Brasil.

 

Los lectores llegaron a esta página buscando términos como:

  • Psoriasis tratamiento dieta
  • Psoriasis alimentación
  • Dieta y psoriasis
  • Origen de la psoriasis
MENÚ