Psoriasis y homeopatía

Psoriasis y homeopatía
5 (100%) 5 votes

Psoriasis en la piel < Terapias para la psoriasis < Psoriasis y homeopatía

tratamiento homeopatico para la psoriasis

La enfermedad de la psoriasis no solo produce la aparición de zonas rojas en la piel, sino asimismo afecta la autoestima y vida social del paciente, puesto que su apariencia produce rechazo y le resta seguridad. La atención conveniente por la parte de un médico homeópata puede hacer cambiar este panorama.

La homeopatía es una rama de las ciencias médicas y es una forma específica y bien definida de tratamiento. Como herramienta terapéutica, enriquece las opciones que el médico puede ofrecer a sus pacientes. Está basada en el llamado fenómeno de la semejanza y en la utilización de substancias medicinales en pequeñas dosis.

Si una substancia es capaz de generar ciertos síntomas y desórdenes en un individuo sano, cuando se la administra en pequeñas dosis en un sujeto enfermo desencadena reacciones reguladoras, reparadoras y, en suma, curativas, calmando síntomas y corrigiendo desórdenes afines a los que produce en el sano.

Así, el tratamiento homeopático no busca restituir el orden o bien eliminar las manifestaciones de la enfermedad directamente, sino tiene como propósito alentar la reacción curativa del enfermo.

Esta acción restauradora del orden vital de las pequeñas dosis de substancias, administradas conforme con el fenómeno de semejanza, se comprueba en la clínica con humanos, en veterinaria, en plantas, en cultivos y asimismo en modelos experimentales de animales de laboratorio, tejidos o bien células.

 

Tratamiento homeopático para la psoriasis

Existen diferentes tipos de tratamientos homeopáticos para la psoriasis. Existe una selección de tratamientos usuales, empezando con tratamientos tópicos, entonces fototerapia, tratamiento con luz, y después tratamientos orales más fuertes.

Los tratamientos tópicos cambian desde simples emolientes para hidratar la piel y calmar la comezón e irritación, hasta cremas a base de ácido salicílico, cremas esteroides tópicas de diferente potencia y preparados de alquitrán. Asimismo se usa el tratamiento con múltiples formas de luz ultravioleta, de vez en cuando en combinación con un fármaco llamado Psoralen.

Estos han sido en su mayoría útiles y de forma frecuente despejaron las erupciones cutáneas. No obstante, el efecto del tratamiento habitual ha sido normalmente solo temporal y en algún instante la psoriasis ha vuelto a aparecer. Ciertos pacientes, por consiguiente, procuran una “cura” más permanente para su enfermedad, al tiempo que otros sencillamente desean reducir el empleo de pomadas esteroides o bien otros tratamientos usuales.

 

  • El tratamiento que llevan a cabo los médicos homeópatas tienen a su alcance fármacos para combatir la enfermedad de la psoriasis, como Arsenicum, que es un citotóxico que cuando se aplica en dosis elevadas lesiona a las células. En este sentido, el Arsenicum aplicado en dosis pequeñas puede considerarse como uno de los fármacos esenciales en el tratamiento de la psoriasis, sobre todo cuando las lesiones están enrojecidas, hay mucha comezón  o picor, la piel se escama y sangra al rascarse.

 

  • Otro fármaco que se usa es el Sulphur o azufre. A este respecto, vale decir que las personas que trabajan en la extracción de este mineral padecen habitualmente de psoriasis por su efecto. Como las dosis tóxicas pueden generar algunos síntomas patológicos, podemos emplear esa substancia en dosis pequeña para transformarla en un medicamento.

 

  • La psoriasis asimismo se puede hacer empleo de los métodos autonósicos, a través de la utilización de secreciones propias del sujeto, orina o bien sangre, las que se procesan homeopáticamente a dosis bajas, medias y altas. De esta forma se estimulan los anticuerpos y con esto se fomenta una sanación muy eficaz.

 

  • Los expertos en el tema han señalado que la reincidencia de la psoriasis tiene un fondo psicógeno, no radica en una lesión orgánica, sino más bien en un trastorno psíquico, por lo tanto, si las condiciones del ambiente o entorno son desfavorables y el paciente no puede encararlas, la enfermedad puede retornar. Aquí se hace referencia a factores como presiones familiares o bien de pareja, enfrentamiento con la autoridad o bien inconvenientes económicos que parezcan insuperables, los que asimismo influyen en la aparición de otras enfermedades de la piel, como el vitíligo, en donde existe desequilibrio de determinadas enzimas que altera la pigmentación de la piel.

 

Síntomas de la psoriasis

La psoriasis es un sufrimiento que genera enrojecimiento y descamación de la piel. Si bien hay algunas variaciones de la enfermedad, la más habitual es la llamada psoriasis vulgar o bien en placas, que se identifica por la aparición de placas rojas e inflamación en el cuero capilar, codos, rodillas, piernas, brazos, glúteos y caderas.

Este trastorno dermatológico puede afectar a cualquier persona, mas se observa con una mayor frecuencia en adultos jóvenes. Cada caso es diferente y, por esta razón, hay pacientes que pueden verse invadidos por máculas en una extensa zona de su cuerpo, al paso que otros tienen únicamente pequeñas huellas.

La psoriasis no se contagia ni pone en riesgo la vida, mas tiende a ser crónica (de larga duración) y a resurgir cíclicamente. Por tal motivo, debemos enfatizar la incomodidad que genera, no por dolor o bien comezón, sino más bien por el aspecto desapacible de la piel.

 

Los lectores llegaron a esta página buscando términos como:

  • Como tratar la psoriasis
  • Que es bueno para la psoriasis en la piel
  • Tratamiento psoriasis natural
MENÚ