Psoriasis y alimentación

Psoriasis en la piel < Terapias para la psoriasis < Psoriasis y alimentación
.
comida recomendada para la psoriasis
La psoriasis es una enfermedad crónica no infecciosa que genera descamación y también inflamación de la piel. El síntoma más frecuente es la aparición de máculas o bien placas de tamaño variable cubiertas de escamas, que prevalecen en los codos, las rodillas, el leño, las manos y el cuero capilar. 
.

Recomendaciones en nutrición

Con relación a la psoriasis, existen creencias especialistas variadas en lo que se refiere a la relevancia y la relación de la nutrición en su tratamiento. Por una parte están quienes aseveran que existen comestibles específicos que empeoran los síntomas de la psoriasis y que por lo tanto las personas perjudicadas por esta enfermedad deberían quitar de su dieta.
Ciertos de estos comestibles son las bebidas con gas, el café, la carne de cerdo y la leche y sus derivados como youghourt, queso, cuajada o requesón. 
Hasta el instante se ignora la razón por la cual haya que limitar drásticamente este género de comestibles, si bien muchas son las personas perjudicadas que experimentan mejora al continuar dichas indicaciones dietéticas. 
No se trata de comestibles indispensables, con lo que no consumirlos no plantea inconvenientes de deficiencias nutricionales, salvo en el caso de los lácteos, para los que va a haber que buscar un substituto que aporte el calcio preciso. 
.

La presencia de vitaminas y minerales

La piel es un órgano que se renueva continuamente, con lo que requiere un aporte muy frecuente de nutrientes. 
Un buen aporte de agua (más o menos 1 litro y medio diario, e inclusive dos litros en verano) así como cantidades suficientes de vitaminas, minerales y antioxidantes, pueden dar a la piel un aspecto más saludable. 
Si bien la presencia de estos nutrientes en la dieta no garantiza la desaparición de la soriasis, es esencial que estén presentes en la dieta, siendo los vegetales los comestibles en los que más abundan. 
Existen asimismo comestibles aparte de los vegetales, ricos en diferentes vitaminas con interesantes propiedades para la piel.
Este es el caso de la vitamina liposolubre A, entre otras muchas, presente aparte de en ciertos vegetales como la zanahoria, en comestibles de origen animal como por servirnos de un ejemplo la yema de huevo o bien ciertos pescados entre aquéllos que se halla el congrio.

Esta vitamina tiene un papel esencial en la renovación de la piel y las mucosas. Algo afín ocurre con ciertos minerales como el azufre, presente en los huevos, aparte de en los cereales integrales y en la diastasa de cerveza, cuya presencia es imprescindible en la síntesis de queratina, proteína que es parte de piel, pelo y uñas.

Todos y cada uno de los comestibles tienen nutrientes interesantes y también esenciales para el mantenimiento de la salud y para el buen aspecto de la piel. Por lo tanto, es esencial tomarlos en su justa medida para lograr realizar una nutrición equilibrada que si bien no cure la soriasis, pueda contribuir a sostener la piel en un mejor estado.

MENÚ